L´Occitane abre su nueva tienda experiencial en Manhattan

L´Occitane ha cambiado el formato de sus tradicionales flagship por un renovado modelo en el que la experiencia del consumidor, y trasladarlo a la Provenza, es el centro. Esta semana hacía oficial el lanzamiento de su nueva flagship de casi 2000 m2 en la 5th Avenue, NY.

La nueva tienda está reforzada por soportes digitales como el digital signage y la realidad virtual. A través de enormes pantallas digitales los clientes pueden simular un paseo por la Provenza, a través de bicicletas reales; o también disfrutar de un viaje en globo 360º gracias a la realidad virtual, mientras reciben un masaje de manos. 

Llama la atención la apuesta por el contenido en tiempo real que nos encontraremos en las pantallas de tienda, ya que L´Occitane ha decidido introducir contenido de Instagram como parte de la experiencia e historia que nos contarán de forma audiovisual. Gracias a esta integración el mundo social y físico quedarán unidos en la tienda, pero también la conexión con la marca a través de las imágenes compartidas puede ser mayor.

Imagen del nuevo concepto de L´Occitane en Manhattan, NY

Un ejemplo más de cómo el digital signage ayuda a las grandes firmas a redefinir sus conceptos de tienda, especialmente para seguir contando la historia que enganche al consumidor (el ansiado "engagement" y la "connected experience"). No es para menos viniendo de este retailer francés que ,según el último estudio que publicaba esta semana, se encuentra en el Top10 de marcas que mejor trabajan el concepto en sus tiendas y en los puntos de contacto del consumidor con la marca.