Comprobado, el digital signage funciona

Desde la comisión de DOOH de IAB.com publican un interesante argumentario para demostrar que el digital signage funciona y obtiene buenos resultados. La inversión publicitaria es uno de los motores de la industria del digital signage, ya que permite disponer de más y mejores creaciones digitales en distintos entornos, ya sea en la calle, grandes edificios, plazas, estaciones o aeropuertos (el crecimiento estimado del inventario es de un 30% a nivel global, según RealityMine 2015). Esto se traduce en interés también en este medio digital para el sector corporativo y para retail en una especie de efecto dominó, aunque su uso no conlleve explotación publicitaria.

IAB.com refuerza que el Digital Signage / DOOH es prácticamente el único medio digital al que no le afecta el ad blocking. Esto es importante, ya que ante la fragmentación que se sigue viviendo y el poder del usuario ante cualquier dispositivo, las pantallas de digital signage se convierten en el soporte de las marcas.

Pero el digital signage no vive ajeno al resto de medios, sino que busca complementarse con ellos, y estos son algunos caminos para hacerlo:

Hazlo medible. Es sencillo introducir elementos que nos permitan medir el éxito de nuestro mensaje. Un claro ejemplo ha sido la campaña de estaciones de servicio que consiguieron un 19% más de visitas gracias a su promoción en digital signage.

Integra la personalización y la interactividad. Una aerolínea alcanzó un CTR de 4,9% al facilitar que sus clientes pudiesen enviar e-cards durante el vuelo y publicarlas en Facebook. 

Crear una experiencia. Si consigues que los clientes formen parte de la experiencia de la marca das un paso importante hacia su fidelización, e incluso reduces la percepción del precio. Combinado con los elementos mencionados anteriormente podemos conseguir que nuestro mensaje se viralice.

Ser relevante en un contexto. Para cualquier pantalla el reto es ser relevante. En muchas ocasiones tan sólo tenemos que pensar en quién la va a ver y en qué contexto se encuentra, y adaptarnos a él. Un ejemplo muy creativo es el de la compañía farmacéutica que promocionaba sus productos para la alergia en función del índice de alergia del ambiente (un sensor analizaba el nivel de polen en la calle en tiempo real y la pantalla comunicaba el mensaje). Y además te recomendaba los lugares de compra más cercanos. 



Promociona en tiempo real. Tiene relación con el contexto y con ser relevante, ya que la comunicación en tiempo real es una de las formas en que el digital signage llama la atención. Integrarte con redes sociales, streamings o cualquier fuente de datos que proporcione información actual y relevante en ese momento te mantiene más tiempo vinculado con la pantalla.

Más notoriedad con el móvil. El 48% de los consumidores se muestran más favorables a hacer click en un anuncio en el móvil después de verlo en el exterior. El móvil es un punto de acción e interacción para los soportes de digital signage, además de los displays interactivos, y consigue mayores índices de participación.

Aunque estamos comentando algunos drivers del digital signage en su vertiente publicitaria, estas funcionalidades tienen una aplicación similar en entornos corporativos y de retail. Para crear proyectos relevantes y de impacto es necesario utilizar de forma creativa nuestras pantallas; tanto para mejorar el vínculo de los empleados en un proyecto de comunicación interna, como para hacer una sucursal bancaria más participativa o incrementar el share of emotion de una tienda de moda.