Sephora presenta la primera "beauty connected store"

Bajo el nombre Sephora Flash, la cadena de productos de belleza apuesta por unir la tecnología y la belleza. Desde la introducción de tiendas de belleza self-service o con posibilidad de click and collect, Sephora se ha marcado como meta mejorar la experiencia del cliente gracias a la innovación fomentada por su Sephora Lab. Término muy manido, pero que con determinadas escenografías digitales demuestran que no es un mero concepto de marketing.


Sephora Flash va un paso más allá para unir el mundo online y offline, ofreciendo una selección automática de los productos más vendidos en cosmética y maquillaje, junto a un catálogo digital de más de 14.000 productos y 150 marcas. 

En la sección de perfumes premium se puede navegar por los distintos productos a traves de tablets y, gracias al NFC, obtener de sus etiquetas información adicional acercándolos a la pantalla. Las compras físicas y online se pueden pagar en cajay elegir si recogemos en tienda o en casa. Además, en el Flash Bar los clientes pueden obtener una foto con un gran selfie mirror. Una integración inteligente del digital signage instore para el sector belleza. ¿Habrán conseguido el ansiado engagement? ¿cómo podemos medir ese éxito?