El Tate Modern convierte sus obras en una nueva historia digital para el público


El Tate Modern de Londres ha apostado por una interesante innovación digital que le lleva a mostrar sus obras con una perspectiva distinta, desde el punto de vista de la experiencia para el público.

Se trata de un enorme muro digital que recoge cerca de 3.500 obras de arte de 750 artistas para mostrarlas de una forma divertida e interactiva a diferentes perfiles de público. El videowall dispone de función multitáctil que permite que la experiencia sea compartida por diferentes usuarios que interactúan al mismo tiempo. 

No se trata sólo del atractivo que puede tener este tipo de exposición, sino el acceso desde un mismo sitio a una historia que conecte mejor con el público, y que te permita personalizar la visita al museo. El digital signage permite crear ese tipo de experiencia y dinamizar los contenidos para mantener viva esa historia en las sucesivas visitas.