Google se reserva nuevas pantallas para su modelo publicitario, ¿llegará al digital out of home?

Campaña de Google Next en UK 
Google no deja de sorprendernos con sus adquisiciones, en ocasiones por las elevadas cifras en miles de millones de dólares, con las que podemos estar más o menos de acuerdo. Pero lo que sí parece claro es que su camino para liderar la publicidad en cualquier pantalla sigue avanzando.

Desde la web al móvil, las redes sociales, las apps... y también algún día pondrán anuncios en frigoríficos, en automóviles, en termostatos, en gafas o en relojes (los famosos wearables)... "por citar sólo algunas posibilidades". De esta forma dejaban abierta su llegada a cualquier pantalla que pueda ser móvil, o más bien que pueda tener una conexión digital-internet.

Esta reflexión puede afectar muy positivamente al digital signage. Quizá estamos hablando de algo para lo que queda mucho todavía, pero la realidad es que un mercado tan fragmentado, donde los grandes circuitos están dominados por los operadores tradicionales del out of home y circuitos más locales por pequeñas compañías, hacen razonable que, alguien que ha basado su modelo en el gran anunciante y en el pequeño, en la campaña mundial, regional y local, se decida a integrarse para dar el salto a una nueva pantalla. Ya lo está haciendo con pantallas del hogar, o incluso con pantallas que vestimos, sólo falta asaltar la calle, salir al encuentro desde localizaciones clave. No olvidemos un punto clave del OOH: localización, localización y localización.

Otros artículos sobre Google DOOH: