¿Pantallas transparentes? En el cine, gracias

Las pantallas transparentes existen desde hace mucho tiempo. Últimamente se quieren poner de moda a través de nuevos modelos que pueden emitir contenidos en color, que prometen sorprender e impactar más allá de los monitores habituales. La realidad es que estos equipos aún no están preparados para sorprender, y su capacidad comunicativa resulta más baja.


Científicos del MIT presentan ahora la posibilidad de disponer de pantallas como las de IronMan, es decir, convierten en pantalla el cristal, que contiene unas partículas que pueden emitir gráficos, textos e imágenes cuando se les refleja luz. Se prevé que con esta tecnología se puedan reducir realmente los costes de pantallas (las transparentes tienen un alto precio), ganar en ángulo de imagen, e incluso escalar de forma económica a formatos más grandes.

Pero veremos que esto todavía es una promesa en la que avanzar y que por ahora sólo podemos disfrutar en el cine. Mientras tanto, nos conformamos con implementaciones como el ejemplo de American Airlines visto el sábado pasado, donde cuesta ver el contenido, la pantalla transparente aporta poco valor frente a un monitor normal, y un mensaje de Windows nos recuerda que en digital signage debemos apostar por soluciones profesionales.