La primera ´beauty store´ de Burberry es digital y conectada

La primera `beauty store´ de Burberry, llamada Burberry Beauty Box, es una declaración de intenciones. Intenciones en cuanto a la apuesta digital instore me refiero. Así, la nueva tienda abierta en Covent Garden apuesta por el digital signage como elemento clave para destacar los productos de cosmética y belleza que la firma de moda acaba de lanzar.

El punto clave de la experiencia digital en esta tienda está en el Digital Runway Nail Bar, donde los visitantes podrán probar virtualmente los colores de uñas gracias al uso del RFID en combinación con el digital signage. Además, las transacciones y pagos se agilizan al poder realizarse online en la propia tienda, ya que no hay cajas registradoras, sino iPhones y iPads. La siguiente novedad: los compradores podrán ver los desfiles de la London Fashion Week, e interesarse y comprar los productos cosméticos utilizados en el desfile casi en tiempo real.

El digital signage se puede convertir en un aliado de la experiencia con el consumidor, siempre y cuando aporte una utilidad real. Las implementaciones de pantallas en retail lanzan habitualmente mensajes unidireccionales con mucho enfoque en la marca y poco en salir al encuentro del público. Vemos que compañías como Burberry saben cómo se deben enfocar los medios digitales dentro de la tienda, y confío en que estos casos nos muestren caminos ejemplares para nuestros proyectos.