Intel abre sus primeras pop-up stores en Los Ángeles, New York y Chicago

La última semana de noviembre fue bastante movida para Intel, que lanzó tres pop-up stores (Chicago, Los Ángeles y New York) para promover sus últimos dispositivos 2 en 1, tablets y alguna innovación más. El objetivo es crear una nueva experiencia, en la que Intel promueve actividades como el reciclaje tecnológico, y por este motivo las tiendas están en barrios, y no en las principales avenidas comerciales.



Aunque se trata de tiendas efímeras, casi pilotos, la experiencia se queda un poco a medias. Es valorable el esfuerzo para remarcar el "try before you buy"; pero de este tipo de compañías siempre esperamos una ilusión, quizá algo más aspiracional, aunque esto parezca banal. Por este motivo sorprende el escaso uso del digital signage que hace Intel, precisamente cuando la compañía se ha metido de lleno en los últimos 3 ó 4 años con algunas soluciones de digital signage (con mejor o peor fortuna), y anunció recientemente su interés por desarrollar una plataforma de gestión (esperamos que con mejor enfoque que las iniciativas anteriores). Parece sin embargo que en sus propias tiendas "lo digital" tiene un papel pequeño, quizá en busca de mayor protagonismo para los equipos presentados o, quien sabe, falta de confianza y "saber hacer" en digital signage.

Quienes mejor podrán opinar son los visitantes, que nos podrían decir si su experiencia les ha identificado más o mejor con la marca, y si han vivido la historia que Intel quería contar.