Un café bien vale un bostezo

En Sudáfrica, la marca de café Douwe Egberts ha presentado un interesante uso de la tecnología de reconocimiento facial. Todos sabemos que un buen café es de las cosas que mejor sientan por la mañana, para activarnos y "funcionar" mejor. La idea de esta marca de café ha sido instalar máquinas que te ofrecen café por cada bostezo, bajo una idea de campaña "Bye bye red eyes". De esta forma, si te ha tocado madrugar para coger tu vuelo y te encuentras frente a la máquina, ya puedes sentirte un poco mejor con un café Douwe Egberts, sólo tienes que bostezar y la máquina empieza a preparar tu café. Una forma creativa de utilizar este tipo de tecnología, échale un vistazo al vídeo:



La tecnología de reconocimiento facial es uno de los principales sistemas utilizados en exterior para medir soportes como las pantallas de digital signage. Si bien en Internet se utiliza con diferentes motivos y algunas cuestiones de privacidad están todavía en debate, cuando nos enfrentamos a soportes de publicidad exterior digital, el reconocimiento facial nos ayuda a dotar de datos cada una de nuestras acciones: cuánta gente pasa frente al soporte, cuántos miran el contenido, cuánto tiempo lo mira, perfil (género y edad), etc... La diferencia para salvar la cuestión de la privacidad es que resulta imposible reconstruir información personal, por tanto el sistema hace que el público sea anónimo, y recoge únicamente esos datos. De todas formas nos queda un largo camino para introducir la medición en digital signage, algo que ha nacido sin embargo desde la raiz de otros medios digitales, en los que nadie se plantea invertir sin datos fiables.