La experiencia e interactividad fomentan la compra y aportan mayor valor al producto

En el estudio Best Experience Brands (de Jack Morton WW) que nos trae warc.com, podemos encontrar conclusiones interesantes como que el público está más dispuesto a comprar a aquellas marcas que apuestan por generar experiencia, e incluso un 40% están dispuestos a pagar más por esas marcas.



La interacción con los propios productos o personas que representen a la marca son parte de esa experiencia por la que el público apuesta. En este sentido, el camino del digital signage para vestir de experiencia los puntos de venta parece una de las vías adecuadas, que además permitirá hacer hincapié en la difusión online, social media y word of mouth. Es cuestión de pensar en el off como un promotor del on, y que la diferencia entre ambas sea cada vez menor, y más colaborativa.