5 años de digital signage y 5 caminos para hacerlo más relevante

Esta semana este blog cumple 5 años. Son 5 años de digital signage o más bien de difundir proyectos e ideas sobre este medio y sus posibilidades, intentando darle forma desde un blog. Se cumplen también 10 años desde que metí el primer pié en el sector. El interés y las ganas han ido en aumento, y también la comunidad, las oportunidades y el feedback de todos los que acudís de vez en cuando a esta página. A los que lleváis tiempo acudiendo, muchas gracias; a los que acabáis de llegar, bienvenidos; y a los que no os satisface, lo siento y a mejorar.

El digital signage ha cambiado mucho y poco a la vez. Mucho porque han pasado muchas cosas en el sector, en las empresas, y en las posibilidades que ha deparado el mercado con nuevas soluciones e integraciones. Poco porque la implantación en el mercado ha sido pequeña comparado con todo lo que queda por construir en la publicidad exterior digital, en las ciudades y en las soluciones digitales en puntos de venta. De todas formas, los casos implantados han sido interesantes y creativos, y los caminos para conseguir el "customer engagement" parecen más claros. Huiré en este post de modas y tendencias, ya que muchas tendencias se han convertido en modas, y no sé si es necesario utilizar estos términos en este mundo digital, ya que probablemente mañana estén obsoletos. Por eso me quedo con 5 caminos que veo interesantes y con recorrido para este año


Social. Hemos iniciado una unión cross media digital. En la vertiente social que vivimos, se trata de introducir las redes sociales en el digital signage para que el consumidor sea partícipe. Partícipe y protagonista. Si el digital signage pasa a ser social y móvil (como veremos en el siguiente punto), necesita desarrollar caminos que permitan la expresión del público como herramienta de campaña.

Móvil. Es una parte de esa unión cross media digital mencionada anteriormente. Se trata de profundizar en la conectividad entre dispositivos y medios digitales. El público tiene su propia pantalla, a su medida, y es prioritaria para él. Involucrar el móvil con la publicidad exterior, bien para utilizar las redes sociales o para que sea protagonista a través de su cámara. Involucrar también el móvil en los procesos de compra, en la búsqueda de información en el punto de venta, o en la optimización de experiencias de compra que tienen un plus a través del móvil.

Creatividad. Conseguir la participación del público nos obliga a ser creativos. A pensar específicamente para este medio frente a su público y ofrecerle algo por lo que actuar. Envolverle en la experiencia o que sea creador de esa experiencia. La creatividad cobra un papel especialmente importante en digital signage cuando busca que el público genere también contenido y sea creativo. Las pautas que guíen esa creatividad deben surgir de una estrategia cross media, y ser dinámicas para adaptarse a la respuesta real del mercado y su componente social.

Conquistar la calle. Actualmente nos encontramos con proyectos efímeros o de pequeña envergadura en el punto de venta. El digital signage ha salido también a los centros comerciales y aeropuertos, donde la presencia es notable y alcanzamos a un público interesante para las marcas en un momento propicio para el acto de compra. De todas formas podemos todavía conquistar la calle, ofrecer soluciones digitales  a las ciudades que permitan hablar con la gente en su recorrido diario. Requiere transformar los soportes de exterior tradicionales, que en muchos casos son simplemente parte de un paisaje que el público ya no aprecia. Conquistar la calle no consiste únicamente en instalar pantallas, sino en comunicar adecuadamente y con relevancia; estos proyectos los pueden liderar las ciudades, los exclusivistas de exterior, y las propias marcas a través de sus acciones periódicas en medio de la vida del público.

Medición. El marketing online ha crecido y ha defendido su eficacia gracias a los datos. Nadie se plantea invertir en Internet sin tener datos reales a los que acogerse y que le permitan mejorar y alcanzar los objetivos marcados. En esta misma línea, el digital signage es también un medio que necesita caminar hacia la medición; me habrás leído muchas veces haciendo hincapié en la medición, en los datos, porque no creo en otra forma de crecimiento. Algunos pasos para medir ya se están dando, e incluso disponemos ya de auditoría de datos para garantizar la fiabilidad de esta información. A partir de aquí tenemos que entrar en una medición cross media, donde las variables que obtengamos de Internet, Mobile o las Redes Sociales nos permitan unir también el digital signage.