El entorno natural de las marcas es digital


El blog c4etrends recogía hace una semana las principales conclusiones de PwC en su Global Entertaiment and Media Outlook 2012-16. Este análisis cuenta con un crecimiento interesante de la inversión digital (también esperado en España, aunque con un porcentaje menor) y se centra en 3 conclusiones que podemos adaptar al digital signage y sus próximos retos en planificación y modelos publicitarios:





  • Comprender al consumidor conectado. El consumidor esta cada vez más conectado, es social y quiere compartir. Entender qué supone esto en la relación de este consumidor con los medios es vital para la eficacia de las campañas, mensajes y contenidos de las marcas. En este sentido, el digital signage debe entender esta "conexión", apostando por "interconectar" entre sí los diferentes soportes y ampliar esa experiencia de compartir. El modelo unidireccional convierte las pantallas de digital signage en mero paisaje... fíjate que el encabezado de este párrafo empieza por la palabra "comprender".
  • Nuevos modelos de negocio y reinventar la publicidad. Llegamos a otro punto clave para los profesionales del digital signage, pero también de la publicidad y los medios. ¿Cómo planificamos? ¿como se ha hecho desde siempre en exterior? ¿vendemos caras, quincenas, afluencias... o apostamos por llegar al público y hablar con él? Si te inclinas por esta última opción, ¿lo estás midiendo? ¿cómo lo mides? Los anunciantes necesitan nuevas soluciones, nuevas formas de planificar, de llegar, de hablar, ¿se está adaptando el digital signage a estas formas? ¿lo permiten las agencias y los propios exclusivistas o nos anclamos al modelo tradicional?
  • Generar ingresos en el nuevo estándar. En relación con el punto anterior, se hace necesario renovar las estrategias, mejorar las operaciones y adaptarlas a un nuevo público consumidor. Si el público ya no actúa como antes, los modelos y la planificación en digital signage no pueden seguir la línea convencional del pasado, que va unida a un descenso de inversión.