La tecnología NFC aumenta hasta 12 veces el uso frente a los códigos QR

Quizá no es oportuno ni realista decir que "el código QR ha muerto", aunque este tipo de afirmaciones tienen su gancho a la hora de "matar" tecnologías. Es muy difícil predecir el papel de los códigos QR como para buscarles ya sustituto, y probablemente no los hemos utilizado en todo su potencial, educando también al público (si es que es posible).

Imagen Kinetic WW
De todas formas, me llega un caso muy interesante desde Kinetic en el que ha intervenido la marca Kraft. La acción consistía en comparar el uso, por parte del público, de la tecnología NFC frente a los códigos QR. La principal conclusión de Kraft es que los usuarios empleaban hasta 12 veces más las campañas con NFC que las de códigos QR. La acción se llevó a cabo en 5 tiendas de alimentación de San Francisco como proyecto piloto, en una iniciativa de la marca dentro de su plan de inversión en mobile, que destinará un 10% de su presupuesto al marketing móvil. Además de llegar al móvil del público, Kraft consiguió que los usuarios se descargasen recetas y compartiesen la experiencia con sus amigos a través de redes sociales. La experiencia offline tenía su repercusión online a través del móvil.

La tecnología NFC nos permite compartir archivos con dispositivos móviles con tan sólo acercarlos al cartel, display o pantalla en la que esté implantada. El usuario acerca su terminal y automáticamente puede interactuar o descargarse algún tipo de información; y todo ello sin descargarse una aplicación, como sucede con los códigos QR, lo que facilita considerablemente la acción para el usuario.

¿Se expandirá la tecnología NFC?
Parece que utilizar esta tecnología es cuestión de horas, ya que una parte importante de los teléfonos móviles cuentan ya con esta posibilidad. Quizá el principal freno haya venido por la parte de iPhone5, o quizá estén esperando al iPhone6 para introducir alguna alternativa. La cuestión es que el NFC supone un sustituto eficaz para el Bluetooth, QR y otras tecnologías que resultan mucho más complicadas para el público y que dificultan el éxito de las acciones de marketing.

¿Crees que seremos capaces de implementarla de forma sencilla?