Un museo más ameno a través de la realidad aumentada

La agencia holandesa Brilliant after Breakfast ha creado una aplicación para smartphone que, gracias a la realidad aumentada, consigue que las visitas a los museos tengan un "toque" cómico. El proyecto lo han llevado a cabo en Amsterdam, en el Rijksmuseum, donde los visitantes pueden situar su smartphone frente a las obras de arte y acceder a graffitis cómicos que se sobreponen a la obra. Una forma de involucrarse con la visita y compartirla con un sencillo clic...