Primark, transmitir simplicidad y posicionamiento a través de digital signage

Primark es una de las compañías de fashion retail que ha revolucionado en España, y en gran parte de Europa, el low cost de la moda. Un concepto sencillo, funcional, adaptado a las necesidades actuales de un continente en crisis, que acepta el tipo de propuestas que afectan muy poco al bolsillo. 

Y con esta misma simplicidad desembarca también en un modelo de digital signage muy atractivo. A pesar de no contar con demasiados soportes por los establecimientos (chocaría un poco con su política), las ubicaciones clave de tráfico y los conceptos que se transmiten hacen que el proyecto merezca la pena. Un contenido cuidado, con imagen real de modelos con las diferentes prendas según todas las edades y universos que plantea la firma, consigue conectar y acercar las colecciones al público. Un posicionamiento "chic and cheap", como lo han catalogado en algunos foros.


Los grandes soportes videowall se encuentran en zonas de acceso entre colecciones de hombre, de mujer y de niño, y transmiten los productos gancho principales, además de vídeos amigables creados específicamente para el digital signage, donde los modelos parecen no estar encasillados a la pantallas, sino que salen al encuentro. El contenido real, dinámico, demuestra una vez más que este medio requiere sus propias reglas de comunicación que, bien explotadas, lo hacen más eficaz y atractivo En la línea de caja una comunicación muy similar, pero que recuerda simplemente las colecciones en general... quizá en algunos conceptos de tienda puedan aportar algún mensaje para cerrar compras impulsivas, ya que en línea de caja cuentan con algunos productos básicos.

No hay duda de que el propio concepto Primark le ha servido como impulso publicitario, sin apenas inversión en medios. El boca a boca ha sido su gran aliado y, evidentemente, cuidar y reforzar esto en las tiendas se convierten en una obligación. El digital signage les permite ahora continuar con su storytelling e intentar que el público no la conciba como un efímero low cost.