Sorprender desde el escaparate a través de Digital Signage

Hace unos días Harrods nos mostraba su original escaparate en el que combinan la exposición de productos con la emisión de contenidos digitales a través de pantallas transparentes. Estos formatos de pantallas, que ya hemos destacado en eventos como el de ISE Amsterdam, permiten la comunicación de mensajes y la exposición del producto al mismo tiempo, así como creatividades que llevan a la sorpresa. Evidentemente esta prueba de Harrods se ha quedado un poco "corta", ya que las minúsculas pantallas de 22" pasan prácticamente desapercibidas. Si bien han innovado, no están impactando lo suficiente; confío en que apuesten por un formato más interesante para un escaparate y que no cumplan su anuncio de convertirlas en táctiles.

Otra apuesta diferente es la que lleva a cabo Pepe Jeans en algunas de sus tiendas, donde ha apostado por pantallas de LED que sí permiten impactar a los transeuntes, e incluso llaman la atención desde cierta distancia. Una estrategia que ya habíamos observado en Desigual o en Pull&Bear, pero que conviene recordar, ya que la integración de soportes minúsculos como los de Harrods apenas llama la atención y lo vendemos como innovación. No discuto esto último, pero nos queda mucho más claro el mensaje que llama la atención desde lejos, antes que la innovación imperceptible. En el otro punto de la balanza, se encuentra la expectación que siempre produce Harrods, y que a otras marcas le resulta mucho más complejo y costoso conseguir. Llegados a este punto, parece que el storytelling (como el que nos ofrecía Benetton con su "You´re the content") y la participación se convierten en algo pendiente y obligado para que los transeuntes se conviertan en visitantes de nuestros puntos de venta.