Escenografía digital para presentar el nuevo Jaguar

Jaguar se ha dado cuenta de que el contenido es clave para impactar e involucrar al público. La escenografía que nos propone en el aeropuerto de Amsterdam se apoya en un importante despliegue de digital signage a través de dos pantallas LED de gran formato, además de la exposición del producto que, por si misma, ya es impactante.

El contenido breve pero bien dirigido: bastan unos segundos para querer probar el vehículo o al menos acercarse a curiosear el interior. El entorno en el que se ubica tiene fácil acceso, frente a otras ubicaciones de tránsito y paso rápido en la que apenas puedes pararte a observar, Jaguar ha apostado por la zona de restauración para que te deleites mientras tomas un café. Las dos pantallas tienen diferente estrategia, una enfocada al publico que espera; la otra, más alargada, llama la atención de los viajeros que deambulan por la terminal.

Parece interesante reflexionar por tanto sobre el contenido, el aporte y el entorno, para cubrir gracias al digital signage todas las posibilidades de comunicación.