Range Rover muestra todo su potencial al público a través de una acción integral de digital out of home

Range Rover ha inundado la estación de Euston con una acción integral de soportes digitales que presentan todos los valores del producto. Cada uno de los soportes emite un contenido específico que se dirige a explicar todas las posibilidades del vehículo en las situaciones más adversas en las que podemos conducir. Para la marca, emitir estas emociones y sensaciones que vivimos al volante se hace posible gracias al digital signage, que les permite traspasar los mensajes estáticos de la publicidad exterior para evocar sentimientos e incluso un diálogo que hasta ahora era imposible en este medio.




La campaña es obra de Mindshare y Kinetic, en soportes de JCDecaux.