Banca: del monólogo al diálogo a través de digital signage

Publico este mes en IPMark algunas reflexiones sobre el digital signage en el sector financiero, especialmente ante el acierto de la nueva estrategia de BBVA que nos ofrece un enfoque interesante al público. Te dejo alguna anotación y el link a todo el artículo:


El proyecto cuenta con 150 oficinas implantadas actualmente y un objetivo a medio plazo de llegar a 500. La intención de ampliar la red y crecer a través del digital signage se debe al estudio comparativo que realizó el BBVA, en el que analizaron quince oficinas con este sistema de digital signage, frente a quince oficinas que no disponían de él. “Las ventas de las oficinas con digital signage crecieron un 17% más que las otras oficinas; e incluso algunas campañas puntuales se incrementaron un 20%”, me comentaba Fernando Marcos, responsables de marketing red del BBVA, en una conversación reciente. Estos datos confirman la eficacia de una red de digital signage cuando se enfoca realmente al consumidor y se le informa de aquellas cuestiones a las que está receptivo. La “relevancia” del contenido en digital signage es determinante a la hora de obtener resultados positivos; a esta relevancia debemos sumar el contexto y la situación del receptor, y sabremos enfocar adecuadamente el contenido en ritmo, estilo y tipo de comunicación.


Los clientes del BBVA también han valorado positivamente el canal en oficinas. En un estudio propio de la entidad, los usuarios afirmaban que el canal transmite cosas acordes a lo que van a hacer, les entretiene y mejora su experiencia con el banco. La utilización de imágenes de gestores de oficina reales aporta cercanía a las campañas y mejora el recuerdo. El 50% de los visitantes reconoce haber visto productos, y el 65% recuerda anuncios específicos de productos del BBVA, según recoge una encuesta sugerida. De esta forma se cumple con dos cuestiones clave: atraer clientes a través de contenido gancho (en este caso relevante a su situación o intereses) y retener clientes a través de mejores servicios y experiencias, o con un lenguaje próximo y comprensible en los contenidos.


Accede a todo el artículo aquí: Banca: del monólogo al diálogo