El Makeup Studio de Chanel también es digital

El sector de los cosméticos es uno de los más vanguardistas en sus escenografías en retail. Sus escenarios envuelven al consumidor en un posicionamiento atractivo de marca, con visiones aspiracionales hacia las que el consumidor quiere encaminarse de la mano de la firma.

El caso de Chanel en algunos corners de la zona de belleza y cosméticos merece resaltarse, especialmente por su apuesta digital para comunicarse con sus potenciales clientes. Envolver con la marca al cliente en un pequeño espacio no es tarea fácil, pero a través de medios digitales podemos alargar la historia y mejorarla, comunicando aquello que el espacio físico no puede, y trasladando la emoción que el contenido dinámico es capaz de transmitir.

Makeup Studio en el corner de Chanel en El Corte Inglés

El Makeup Studio de Chanel se convierte de esta forma en más que un mero espacio comercial de la firma francesa, y pasa a ser un lugar donde se cuentan historias de la marca, y las interacciones con el consumidor pasan a ser más cercanas y amigables. El digital signage debe hacer hincapié en su función comunicativa y publicitaria, enfocando adecuadamente los contenidos a ofrecer los valores de la marca y satisfacer al consumidor. Es el único enfoque posible para el contenido en digital signage, más allá de los discursos sobre formatos, metodologías y guiones rígidos que, habitualmente, no están en línea con la audiencia.