Zara y Pull&Bear se disputan el liderazgo digital en Marineda City

Pantalla LED en Zara
El Centro Comercial Marineda City se ha convertido en una apuesta personal del grupo Inditex. La visita de Amancio Ortega que anuncié hace unas semanas, se convirtió en el visto bueno y revisión de las estrategias de algunas de las marcas del grupo, especialmente a las nuevas líneas adoptadas en la implantación de sistemas de digital signage. La competencia por ofrecer una nueva experiencia digital en las tiendas se hace más fuerte entre Zara y Pull&Bear, que, como podemos ver en las imágenes, han decidido apostar firme por el digital signage y crear nuevos ambientes instore.

Videowall en el escaparate de Pull&Bear
Zara camina con un estilo más conservador, aunque a través de un soporte LED que le ofrece un toque tecnológico, coincidiendo con los cambios interiores de esta nueva tienda frente al resto de la misma cadena. El buque insignia pretende serlo también en la innovación digital, que sin embargo le arrebata nuevamente Pull&Bear con un enfoque más creativo y original, adaptado también a un público que demanda mayor vanguardia tecnológica. De este modo, en Pull&Bear nos encontrábamos nuevamente con la tienda 2.0 que inauguraron hace unos meses en la Plaza de Lugo (La Coruña), pero esta vez implantada en el centro comercial Marineda City. Las posibilidades interactivas no eran tan completas, pero sí se respiraba el estilo de vida Pull gracias al enorme videowall del escaparate, las columnas digitales y el videowall de la zona de probadores.
Entrada a Pull&Bear con videowall integrado en la columna

Zona de probadores de Pull&Bear, con otro videowall en el acceso

El saludo digital de Pull&Bear se aprecia desde todos los puntos de entrada, no sólo desde el escaparate

La entrada de Marineda City, con dos pantallas LED de exterior en la fachada, parecía presagiar una experiencia digital en sus establecimientos. La visita supera con creces las expectativas que, sin embargo, deben crecer en el desarrollo de contenidos más relevantes, sino quieren convertirse pronto en paisaje. Una asignatura pendiente que también tiene el grupo Inditex en sus soportes digitales, mientras se enfrenta a un público que prefiere un mensaje bidireccional y personalizado.