Cádiz, ciudad digital a través de digital signage

Simulado del proyecto. De todas formas al tratarse de
un formato LED cuenta con restricciones en los
contenidos dinámicos.
La semana pasada comenté el proyecto Callao City Lights que supone la creación de Picadilly o Times Square en España y a pequeña escala. En este post señalo el proyecto de Cádiz, que también busca ser ciudad digital a través del digital signage.



Según nos informa el Diario de Cádiz, la ciudad planea disponer de 25 grandes pantallas de LED,  como sustituto de las vallas de papel. El proyecto surge a través de Cádiz Conecta, la empresa municipal de nuevas tecnologías que sacó a finales del pasado año un concurso con difusión a nivel europeo para la instalación y explotación de uso de suelo público mediante la colocación de tres modelos de pantalla con un número total de 44 unidades que se instalarán en dos fases, 25 en la primera y 19 en la segunda, las cuales están asociadas a un periodo de explotación de diez años. El cambio afectará también a las marquesinas y otros elementos de mobiliario urbano destinado a la publicidad, en los que se implantarán pantallas LCD. La empresa que ganó el concurso público es Imago. 


En este sentido, se le atribuyó la gestión de las 42 vallas de 8x3 metros de propiedad municipal que estaban repartidas por toda la ciudad y que eran utilizadas para dar información diversa del consistorio. Ahora afemás el ayuntamiento dispone también de un tiempo en la parrilla de contenidos.

La principal ventaja destacada por el ayuntamiento es el ahorro de costes, cifrado en unos 100.000 euros en colocación de papel y vinilos en los anteriores soportes. De esta forma tenemos un refuerzo adicional para sustituir la publicidad exterior tradicional por los nuevos soportes digitales: se ahorra el coste del papel y la instalación y disponemos de un control remoto que permite crear parrillas de contenidos dinámicos.

Que las ciudades se vuelquen con la digitalización del mobiliario urbano es una cuestión clave para la publicidad exterior. Al mismo tiempo supone un toque de atención para quienes se siguen agarrando a los soportes estáticos que no consiguen evolucionar junto a un ciudadano cada vez más conectado.

Añadido 29 de agosto de 2011:
La respuesta a esta iniciativa no se ha hecho esperar, y el PSOE ya ha denunciado el coste que implica esta implantación (Diario de Cádiz), cercano a 1,5 millones de euros. En ese sentido, entiendo que unos y otros habrán hecho sus números correctamente para conocer cuánto se ahorran y cuánto cuesta esta inversión. Probablemente en un período razonable y teniendo en cuenta que gracias a los soportes digitales podemos introducir más anunciantes por soporte, la amortización sea posible. Al mismo tiempo, el circuito debería formar parte de alguna red digital de exterior que pueda ayudar a unir estrategias y circuitos nacionales, en lugar de atomizar el mercado por regiones o sectores.

Más allá del coste, lo interesante es que analicemos y centremos el debate en la utilización responsable y en el servicio al ciudadano y a las marcas para acercarse a él. La responsabilidad con los nuevos medios digitales se vive en todas las plataformas, y el digital signage como medio masivo y segmentable a la vez, necesita encaminar adecuadamente su utilización por parte de ayuntamientos y gobiernos.