Jugar con el público mejora la eficacia de la publicidad exterior y permite la participación

La publicidad exterior se encuentra en un momento clave de conversión digital. Esta conversión, como he desglosado en post anteriores, abre nuevas posibilidades creativas y de contenidos para las marcas que debemos tener en consideración.

Por un lado, el hecho de emitir contenidos audiovisuales supone una revolución para un medio tradicionalmente estático y de papel. Por otro, la introducción de Internet y conversión al digital signage hace evolucionar el medio abriendo posibilidades de diálogo con el público y participación, gracias a las redes sociales y al móvil.

Lo mejor es que podamos entender estas cuestiones a través de ejemplos que en la última semana han resultados especialmente innovadores:
  • Colgate. La campaña de Colgate "Keep Britains Smilling", buscaba que el público compartiese sonrisas por caridad y recaudaba fondos para ayudar a niños sin recursos. Las fotos de los sonrientes participantes eran protagonistas de la enorme valla digital de Oceans Outdoor en las cercanías de un centro comercial donde se operaba la campaña. Al mismo tiempo, los fans de Colgate en Facebook podían participar en la campaña y en el contenido de la valla digital.
Imagen obtenida en Ooh-tv.com

  • Suiza: tu propio político. En Suiza, para fomentar y motivar el voto en las elecciones, se creo una innovadora idea que permitía crear tu político a medida. Tanto en vallas tradicionales como digitales, los espectadores podían mezclar rasgos y características de los políticos para crear uno a su medida. A través de una app para smartphones, los usuarios podían fotografiar las imágenes de los políticos y acceder a un juego que les permitía personalizarlo. Al mismo tiempo, se podía compartir en Twitter y Facebook.

Imagen obtenida en Ooh-tv.com

En estos ejemplos encontramos casos reales de la evolución lógica de los medios digitales en retail y exterior. Las campañas que triunfan, las marcas que se meten en el bolsillo del cliente, son aquellas que buscan interactuar o dialogar. No es necesario recurrir siempre al mensaje promocional (que en ocasiones es importante y parte de la actividad de compra que hace el consumidor), sino ir más allá en busca de servicio y de aportar nuevas experiencias que hacen las marcas más cercanas.