Crece el número de spots en televisión, ¿es sostenible? ¿existen nuevos modelos?

El número de spots publicitarios en televisión crece cerca de un 17% anual desde 2007, y en el primer semestre de 2011 también ha crecido, fruto de la fragmentación provocada por la TDT. La necesidad de llegar a un gran volúmen de público y las bajas cifras que ofrecen los canales obliga a multiplicar el número de spots, y según el Consensus Forecast 2011 de Warc crecerá todavía un 2,4% más este año.

Al mismo tiempo, los medios digitales compiten por conseguir su trozo del pastel, con un crecimiento en 2010 de más de un 20% según IAB Spain. Evidentemente la televisión sigue liderando la inversión publicitaria en España, al tratarse prácticamente del único medio masivo en el que se sigue "confiando".

Y es que la "confianza" en la TV está en entredicho (principalmente por la falta de claridad en los datos), a pesar de que la inversión parece que le acompaña. Medios como la publicidad exterior se posicionan con crecimientos tímidos, pero garantizan un impacto masivo a un coste muy interesante para las marcas. A la tradicional comunicación estática de la publicidad exterior se suma ahora la revolución digital de los soportes, que sin duda aporta un nuevo lenguaje y diálogo audiovisual que las marcas quieren comprender y dominar. Estamos por tanto en un momento clave para agencias y creadores de contenidos, que deben investigar las posibilidades del digital signage para encontrar en la publicidad exterior un medio masivo que ahora es audiovisual, dinámico, medible y segmentable. Connotaciones demasiado importantes como para que pasen desapercibidas.

Al mismo tiempo, debemos tener en cuenta las posibilidades de integración entre televisión y exterior digital, al igual que la televisión ha encontrado un buen camino en Internet. Ya lo adelanté en algunos post, especialmente por los proyectos desarrollados con TV3 y GolT, ya que considero que la reina del entretenimiento encontrará una nueva vía para llegar al público a través del digital signage. Un pico de audiencia nada desdeñable, y un complemento de contenido para el digital out of home.