Publicidad Exterior: "Las musas de exterior"... y la transformación del medio (El Publicista)

El Publicista publica un nuevo reportaje con un interesante análisis de la evolución digital de la publicidad exterior. Anteriormente ya habían publicado sobre digital signage, pero en esta ocasión el reportaje se centra en analizar la situación actual y tendencias de la publicidad exterior en el panorama de medios y en vista de la personalidad propia que adquiere.
En este reportaje participan diferentes profesionales de empresas líderes en la comercialización de soportes de exterior, y también nos adentramos algunos profesionales del digital signage para dar nuestra visión de este medio a través de los nuevos soportes que configuran una parte del medio. Es evidente que a la publicidad exterior le queda mucho para ser digital, pero también es evidente que es un proceso al que se llegará en prácticamente todos los soportes y formatos actuales.
La autora del artículo, Teresa García, nos apunta desde el inicio 3 cuestiones clave que transforman exterior: digitalización, creatividad y complementariedad con otros medios. Gran parte de las opiniones se encaminan a defender estos conceptos. Por mi parte, considero que la digitalización es una evidencia, aunque pequeña, y que la integración de otros medios también se hace posible gracias a Internet, que permite unir soportes. En ese sentido el apunte principal en el que me gustaría detenerme es en la auténtica revolución que esto supone para la publicidad exterior. Un medio hasta el momento complementario de otros medios en las campañas publicitarias que ahora se ve obligado a cumplir un nuevo papel: servicio, información y publicidad. A lo que tenemos que sumarle mayor rigurosidad en la medición.


Estas nuevas características del medio exterior consiguen que no se convierta en parte del paisaje urbano y pase desapercibido para la eficacia publicitaria. Al mismo tiempo, la planificación y la creatividad cambian; se necesitan formatos específicos y campañas específicas. Ya no es papel, ya no es estático, es un mensaje dinámico que permite diálogo y propuestas de valor diferentes. Como podemos observar la revolución radica más en los formatos, en la forma de comunicar a través de este nuevo medio, que en los soportes en sí o en su digitalización. Que se vuelvan digitales es un cambio importante, pero que se conviertan en un medio con nuevas características de servicio e información al público es una revolución. Un nuevo reto para el medio y un nuevo modelo de negocio.