Los políticos se disputan el digital signage antes de las municipales...

El digital signage está de moda para los políticos, ávidos por encontrar espacios que lleguen al mayor número de ciudadanos y les ofrezcan una buena cobertura para sus últimos mensajes antes de las municipales. En este sentido, algunas de las disputas giran en torno a la utilización de las pantallas de digital signage con fines políticos, conocedores del impacto y la posibilidad de desarrollar campañas masivas que les permite el medio.

Es el caso del ayuntamiento de Móstoles, donde el representante del PSM denuncia el uso promocional del actual alcalde en la red de pantallas implantadas en la localidad, como destaca LaVanguardia. Se denuncia el gasto que supone, pero sobre todo el mensaje busca que se utilice el digital signage con fines más adecuados para los ciudadanos. Por su parte, el líder del PSM también utilizó proyecciones de vídeo en la fachada de la sede del partido. En todas partes cuecen habas, así que no se trata de entender qué partido utiliza los medios del ayuntamiento honestamente, sino de enfocar en lo posible el uso futuro de estas redes.

La democracia ha transformado los medios digitales y
debe transformar el contenido en digital signage

Estos hechos parecen aislados, pero la realidad es que el digital signage está dinamizando algunos ayuntamientos, aunque su explotación como medio de comunicación con el ciudadano todavía está infrautilizado. Se trata también de un momento de llamada a la responsabilidad. Una responsabilidad que debe llegar desde los propios políticos fomentando el desarrollo de redes de digital signage públicas que supongan un servicio al ciudadano, y con una explotación publicitaria oportuna que redunde también en beneficio de la localidad. Los ejemplos más claros son los tradicionales de canal metro, con audiencias interesantes, pero que a través de nuevos desarrollos en la calle pueden evolucionar a un servicio del ayuntamiento con los ciudadanos, tanto en su relación con la administración, como en las actividades y tareas habituales de las ciudades.

Responsabilidad y estrategia, como propuesta a los nuevos alcaldes y presidentes de comunidades para utilizar con maestría las pantallas en la vía pública, que son un medio de comunicación del ciudadano. No son las pantallas del alcalde; aunque quién sabe... si lo hace bien es posible que su labor se vea multiplicada en cada soporte.