Givenchy digitaliza al público a través de digital signage y realidad aumentada en perfumerías


La marca de perfumes Givenchy ha apostado por el digital signage en 7 escaparates de perfumerías en Vigo, La Coruña, Santander, Gijón, Bilbao, Oviedo y Salamanca para promocionar su nuevo perfume Play.
Esta apuesta forma parte de una estrategia de la marca por ofrecer una experiencia nueva en los escaparates de algunas perfumerías, en las que a través de realidad aumentada simulan viajes por calles de París, visita a algunos edificios,... envolviendo en algunos valores de la marca. La instalación consta de grandes pantallas interactivas que buscan además un impacto masivo en torno al escaparate. 
La acción también ha apostado por el tirón musical, y se podrá participar a través de Spotify para asistir a conciertos exclusivos, con lo que Givenchy ha unido las experiencias digitales online y las offline de los escaparates. 
La semana pasada explicaba el caso de Tissot en el escaparate de El Corte Inglés, y esta semana nos encontramos con la apuesta de Givenchy también en escaparates ajenos a la marca. Sin duda un lugar que le permite estar en las zonas de mayor afluencia sin necesidad de invertir en tiendas propias. Del mismo modo, para el distribuidor es una forma de permitir la visibilidad de las marcas y optimizar la comunicación en sus propias tiendas. De todas formas, entrando en el caso concreto de la utilización de realidad aumentada, es una cuestión por la que las marcas muestran especial interés, si bien su impacto publicitario es directamente proporcional a la intensidad de su uso. Por tanto, aprovechemos el tirón para encontrar los lugares y elementos interactivos que potencien las virtudes de la realidad aumentada, antes de que su uso masivo le lleve a ser una moda pasajera.
El digital signage seguirá aportando a las marcas posibilidades de engage como la realidad aumentada, que sorprendan y aumenten las posibilidades de diálogo. Lo que seguirá siendo efectivo y necesita un análisis más exhaustivo, es la unión de la estrategia online y la estrategia offline a través de soportes digitales, algo que se amplía con las redes sociales (bien con el móvil o con el propio dispositivo táctil) y que requiere de creatividad y contenidos específicos.