EasyOrder: tu fast food todavía más fast gracias a McDonalds

Hace unas semanas, se conocían los datos de facturación del sector fast food dentro de la restauración. La cuota de facturación alcanza el 40% de todo el sector, y supone además el 33% de todos los locales de restauración en España. Se trata de un sector que ha sorteado la crisis gracias a sus precios y promociones y sobre el que parece que se pueden plantear proyectos interesantes.

En diferentes medios de digital signage se ha comentado la apuesta de McDonalds por implantar sistemas interactivos, considerando que las pantallas digitales pueden jugar un papel destacado dentro de las estrategias de comida rápida. En efecto; en España contamos desde hace algunos meses con el concepto "easy order" de McDonalds gracias al cuál tu pedido se tramita de forma más ágil, rápida y con pago con tarjeta. En una especie de cajero automático pides tu menú, pagas, y luego te diriges a una cola especial donde te entregarán tu pedido. La cadena no llega a ser del todo automática, pero le falta muy poco.

Hasta el momento el desarrollo de soportes digitales en fast food había sido un poco "triste", no tanto por el soporte, sino por la utilidad y engage del contenido, generalmente situado en pantallas en la parte de los menú a modo de "menu billboard". Los contenidos se limitaban a trasladar las imágenes que ocupan los carteles tradicionales y aportarles algún movimiento. En realidad deben conseguir un call to action, "que se te caiga la baba" y no puedas resistirte a los suculentos menús. Al mismo tiempo, pueden comunicar las propiedades y cuestiones nutricionales de forma más clara, ya que es mejor autorregularse. Easy order no es un concepto que haya completado las posibilidades del contenido digital signage, sino que se ha quedado en la utilidad y el servicio; de todas formas disponen de un soporte con posibilidades de atracción a través de contenidos catch eye que animen a conocer el menú disponible.

Los fast food son un sector con desarrollo interesante dentro del digital signage. Los estudios ya han demostrado la atracción y entretenimiento que suponen para el público; la cuestión ahora es analizar si estamos utilizando los soportes adecuadamente, si aportamos ese servicio o entretenimiento que demanda el público, y si aprovechamos la tecnología para optimizar las gestiones de nuestro restaurante.