Divide y vencerás: la segmentación es clave para cautivar al consumidor en medios digitales


Es evidente que la masa es mucho más fuerte que el individuo, por eso en toda batalla es importante conocer las claves con las que enfrentarse adecuadamente al adversario. La frase bélica que refuerza esta afirmación es "divide y vencerás", algo que es aplicable al nuevo marketing digital en el que estamos sumergidos, y que nos ayudará a ofrecer nuevos caminos de diálogo entre marcas y consumidores.
ComScore ha realizado un estudio titulado "When Money Moves to Digital, Where Should it Go?", en el que examina 103 campañas publicitarias online de 39 anunciantes pertenecientes a 7 sectores diferentes. Los mejores resultados de las campañas se produjeron en aquellas que apostaron por la segmentación online (tanto por categorías como por comportamiento, y con acciones de remessaging, consistente en publicidad proactiva sobre productos de tu interés que has consultado previamente en otros sites). Este análisis nos ofrece directrices que cada vez son más necesarias en el panorama publicitario digital, donde los datos, el conocimiento del público y la segmentación se convierten en las herramientas que marcarán los planes de marketing de la gran mayoría de los anunciantes.
En el digital signage es importante que analicemos la trayectoria de otros medios digitales con mayor experiencia, como es el caso de Internet, para poder aplicar las estrategias que demandan los anunciantes y hacer rentables nuestros canales de digital signage. A través de los sistemas de medición, el análisis del consumidor (cuantitativo y cualitativo), la posibilidad de geotarget content que ofrecen las plataformas de digital signage, así como con una estrategia de contenidos enfocada a los nuevos consumidores, podemos construir unas bases sólidas y medibles para el digital signage como medio de comunicación efectivo. Del mismo modo, la creatividad que debemos aportar a las plataformas, nos deja entrever que el "remessaging" que triunfa en los medios online, será protagonista en el punto de venta con soluciones como el Proactive Merchandising (PROM), y los nuevos desarrollos de software y hardware que estén pensadas para las necesidades de las marcas y consumidores.