La Caixa: comunicación eficaz de campañas en el escaparate de sus oficinas


Los escaparates de la Caixa son uno de los ejemplos más destacados de comunicación eficaz y adecuada en punto de venta. En fashion retail nos encontramos con cuidadas escenografías, pero el sector financiero nos tiene acostumbrados a aburridas composiciones en carteles enmarcados, o el empleo de algún vinilo esporádico para la promoción de un producto concreto.
En el caso de la Caixa las líneas de comunicación en escaparates están bien definidas y la
plasmación de las ventajas y beneficios de los productos es clara y visual. Textos los justos, imágenes con gancho y un beneficio claro que nos adelanta las posibilidades del servicio que nos ofrecen. La entidad domina el lenguaje exterior de sus oficinas y empieza a aventurarse con nuevas tecnologías que le permitan optimizar la comunicación en algunos espacios. En lugar de aventurarse con pantallas o proyectores en escaparate, comenzó su andadura con pantallas integradas en el nuevo modelo de oficina que le permiten comunicarse con su público actual. La inversión realizada en este aspecto es considerable, frente al impacto que realmente puede tener, por lo que los contenidos y ubicación de las pantallas deben redefinirse.


A la espera de encontrar el modelo exterior adecuado, me ha sorprendido ver un acercamiento de las campañas de la Caixa al exterior de sus oficinas. A través de una pantalla LED de curioso formato garantizan la correcta visibilidad de los mensajes, primando especialmente la luminos?
osidad, principal problema que nos encontramos en los proyectos de digital signage en oficinas bancarias, que generalmente utilizan pantallas de luminosidad convencional (500d) o proyectores que intentan luchar contra el sol (y lo consiguen en ocasiones en el norte de España). La Caixa se aventura con la comunicación digital exterior, con ciertas limitaciones gráficas y creativas por el tipo de formato, pero en una ubicación de espera, y de cola, en la zona del cajero 24 horas... ¿Hablamos?