Ubicación de pantallas en digital signage


En muchas campañas de comunicación el medio es el mensaje. En digital signage, en ocasiones el soporte es el mensaje (por dinamismo y originalidad); pero para ello es necesario ser consciente de la ubicación de los dispositivos: right screen placement.
La instalación de las pantallas parece una cuestión obvia en los proyectos de digital signage. Quizá precisamente por eso es uno de los puntos más descuidados ya que, por lo general, las pantallas están en alturas imposibles, formatos inapropiados, poca calidad y baja definición, o en zonas sin poder de decisión para el público.
En algunos sectores es más fácil encontrar la ubicación adecuada, pero en otros se vuelve una tarea tan compleja que requiere tener en cuenta algunas cuestiones:
  1. Objetivos de comunicación del canal DS
  2. Flujos de público
  3. Actitud y funciones que el público despliega en ese entorno
  4. Escenarios a los que se enfrenta el público: antes, durante, después, transacciones...

En función de estas variables desarrollaremos un estudio de comunicación visual en el que entran en juego otros aspectos arquitectónicos, de mobiliario, de producto... Son aspectos que, bien orquestados, nos acercan al Right Screen Placement, y nos permiten además avanzar algunos pasos para saber qué tipo de contenidos nos llevará al engagement con el público. Cuidar estos pasos nos lleva además a encontrar el tipo de pantalla o display oportuno, especialmente si apostamos por dispositivos específicos de digital signage, personalizables y adaptables al entorno y comunicación visual de la marca.


¿Qué te parece el ejemplo de la imagen? Evidentemente, podemos conseguir muchas cosas al comunicar a un cliente que opera en el cajero 24h, una ubicación poco empleada pero seguramente la de mayor audiencia en una oficina bancaria, especialmente cuando se enfoca al exterior. Si el contenido además estuviese enfocado para crear sensaciones y mover al público, hablaríamos de una ubicación 100% efectiva.