Sistemas digitales que ayudan a las marcas a comunicar en retail



La innovación constante en sistemas digitales para retail abre también un debate sobre su necesidad y función real. Algunos prototipos como el desarrollado por Intel aspiran a sustituir gran parte de las funciones que realizan los dependientes en las tiendas bajo una aparente facilidad y agilidad para los consumidores.
Cuando desarrollamos terminales táctiles en los que integramos realidad aumentada o posibilidades de interactividad personalizada para cada usuario, es importante que el desarrollo se haya realizado desde el punto de vista del público y sus necesidades de relación en el entorno de la tienda. Si bien gran parte de las compras tienen un componente social importante que no puede ser sustituido por tecnología, es importante saber cómo puede ayudar el digital signage y los sistemas interactivos a mejorar ese momento de la compra, convirtiéndose en ayuda y aliado para el personal de la tienda.


Intel nos propone un panel táctil doble en el que podemos consultar todo el catálogo de productos de la tienda e incluso realizar el pago, por lo que nuestra actividad en la tienda sería básicamente funcional. ¿Es interesante convertir las tiendas en elementos funcionales? Evidentemente puede ser cómodo para determinados retailers, pero para las marcas en absoluto es una solución lógica, ya que perderían sus posibilidades de conectar emocionalmente con el consumidor. Los sistemas interactivos juegan un papel importante en el conjunto de la comunicación del punto de venta, y deben potenciar los elementos que permitan a las marcas contar historias al consumidor, pero nunca convertirlo en autómata.
Por tanto, para las marcas y para el componente social de la experiencia de compra, el digital signage se convierte en un aliado... siempre y cuando esté enfocado en su función real dentro del punto de venta.