Las nuevas experiencias en retail pasan por el digital signage para convertir consumidores en compradores

La comunicación en el punto de venta adquiere cada vez mayor importancia para las marcas. La necesidad de ofrecer nuevas experiencias de compra a los consumidores generando mayor tráfico en las tiendas y reteniendo el mayor tiempo posible a cada comprador, se convierte en uno de los retos que buscan las nuevas estrategias de comunicación instore.
En la actualidad, las nuevas experiencias en retail cuentan con el digital signage como un medio de referencia que les permite entretener al público, mantenerlo informado, interactuar con él y obtener información en tiempo real de sus necesidades, gustos e intenciones de compra. Incluso a través de la integración de redes sociales y mobile nos ofrece datos adicionales que nos permitirán gestionar una experiencia de compra personalizada en futuras visitas.
Es necesario por tanto animar a los retailers a disponer de medios de comunicación instore que les permitan una comunicación continuada, a corto, medio y largo plazo con sus consumidores para convertirlos en compradores. Además de las emociones que busca transmitir la marca, la posibilidad de evolucionar conforme evoluciona el consumidor es difícil de obtener a través de medios estáticos que, a largo plazo, requieren una inversión superior y unas posibilidades de cambio más complejas.
La tendencia en retail es a incorporar digital signage, sistemas interactivos y otras posibilidades digitales para comunicarse continuamente, generar tráfico a las tiendas y mantener viva la presencia de marca en la mente del consumidor. Por nuestra parte es necesario reforzar las posibilidades comunicativas del digital signage, centrándonos en que realmente es un medio relacional y social, más allá de la mera implantación tecnológica.
Incluso en sectores en los que a priori la innovación parece más compleja, como es el caso de Mango Money Center (US) en el sector financiero representado en la imagen adjunta, podemos crear una nueva experiencia que funcione para atraer el público y convertirlo en cliente. Es cuestión de aportar contenido creativo (relevante, como me han remarcado en algún comentario reciente) e interactivo, que nos traerá atención y participación.