Sonríe: interactividad, social media, marketing mobile y digital signage con repercusión multimedia

Los sistemas de reconocimiento facial y medición de audiencia en digital signage comienzan a jugar un papel clave incluso para aportar soluciones creativas que enganchen al consumidor y permitan entregar un mensaje personalizado.
Después de que Coca Cola anunciase al mundo, hace ya más de un año, una nueva forma de practicar marketing a través de su reestructuración interna con un enfoque hacia tipos de consumidores (client marketing managers) en lugar de product managers, nos encontramos con campañas y soluciones que buscan una conexión con el público en el momento clave. En el siguiente vídeo te encontrarás con la máquina de las emociones desarrollada por Unilever. A través de sistemas de medición de audiencia y reconocimiento facial es capaz de reconocer tus emociones para emitir el mensaje clave según tu estado de humor... El objetivo parece claro: mejorar y cambiar el humor de las personas, o potenciarlo en caso de que sea positivo.
Este ejemplo nos sirve para retomar el hilo clave del digital signage: Audience is King. El público es el juez de cada uno de nuestros contenidos, decide qué ver y cuándo verlo... si conseguimos adaptar nuestros mensajes a sus necesidades le estaremos ofreciendo una propuesta de valor. El resto de contenidos sólo sirven para rellenar espacios, hasta que decidan enfocarse al consumidor.




La medición de audiencia ha dejado de ser un debate para convertirse en una herramienta imprescindible en las redes de digital signage dirigidas a la efectividad. No existe ningún medio de comunicación que pueda sobrevivir en el mercado sin ofrecer datos de audiencia cada vez más exactos; así lo exigen las marcas y los anunciantes y, más importante, así lo pide el público.
La iniciativa de Unilever nos sirve también para ver la eficacia de los juegos interactivos y medir su repercusión en la calle. Del mismo modo, la integración de redes sociales y la posibilidad de llevarte tu sonrisa en el móvil (my TV), genera una repercusión viral que aprovecha todas las posibilidades interactivas de la red.