Storytelling en fashion retail a través del digital signage


Hace unas semanas me encontré con un caso bastante curioso en una pequeña tienda de ropa. Es un local que promueve moda actual ("Envidia Sana"), inspirada en las tendencias de moda emergentes en Europa, por lo que ofrece productos muy recomendables para quien desee huir de los tópicos y apostar por "lo que va a venir o está viniendo".
En esta tienda podemos encontrar una pantalla de 32" instalada en una zona bastante alta de la tienda. Puede que la ubicación sea una barrera para disfrutar de los contenidos, pero una vez que los has visto te enganchan.
Las imágenes muestran la vida de diferentes maniquíes que interactuan por la calle con el público. Son una especie de esculturas que cambian de modelo y de posición en distintas horas del día, lo que nos permite apreciar gran parte de las nuevas tendencias que ofrece la tienda. A través de estas pequeñas historias consiguen introducir la oferta comercial de la tienda en el día a día del consumidor, captando su atención y generando movimiento fuera y dentro del establecimiento.
Es un caso de storytelling en fashion retail. Gracias al digital signage se pueden contar historias casi completas. Los escaparates y decoración interior transmiten mensajes importantes, y te acercan a los productos expuestos. El digital signage aporta historias y sensaciones de estos productos para que el público experimente una conexión emocional y, posteriormente, racional.
Si no transmitimos emociones y no se cuentan historias, es muy difícil llegar a la eficacia de los contenidos en fashion retail. El proceso de compra y las sensaciones son diferentes al resto de sectores. Basta con echar un vistazo a las páginas web de algunas firmas de moda para ver que transmiten historias, ¿por qué no se hace lo mismo en retail cuando el público espera vivir esas emociones rodeado de los productos?