La interactividad en digital signage para captar la atención y llevar al consumidor a tu marca

Dentro de las funciones del digital signage nos encontramos con la Interactividad. Mencionada en múltiples páginas, artículos, blogs, conferencias... pero muy pocas veces nos hemos encontrado con casos que combinen una alta dosis de creatividad con sistemas interactivos o, incluso, con el márketing móvil.
Me parece un buen ejemplo de interactividad en digital signage la acción que ha desarrollado DDB Estocolmo para McDonalds. Se trata de digital signage exterior (publicidad exterior digital o digital billboard), con una gran dosis de creatividad en la concepción de la acción. En la "valla digital" se emiten una serie de productos que, si consigues capturar con la cámara de tu móvil, pueden ser tuyos en un local de McDonalds.
Por tanto, la participación del consumidor (el "customer engagement" que nos cansamos de escuchar, pero no de practicar) se realiza de una forma completa: captamos la atención a través de un soporte dinámico que ya en sí mismo genera más audiencia que un cartel convencional; invitamos al público a actuar, le planteamos un reto, un juego; la habilidad del público le lleva a adquirir regalos que puede canjear en el local McDonalds más cercano, e incluso le indicamos dónde está ese local. La implicación con la marca es completa, y ha partido de la libertad, de la habilidad y del juego de cada consumidor.



Este tipo de iniciativas generan repercusión alrededor y, por tanto, aportan el ansiado boca-oreja a la campaña o a la promoción puntual de la marca. Los anunciantes y marcas que desean sorprender a sus consumidores, fidelizarlos y mantenerlos vivos necesitan apostar por este tipo de acciones que no limitan la creatividad y que mantienen al espectador atento en la calle y en la pantalla de su teléfono móvil.