El digital signage como parte fundamental de la comunicación de las marcas



Existen muchas formas de implementar digital signage en retail o espacios públicos. Es posible ntegrar o instalar pantallas en un entorno, en una tienda, en un corner de una marca de múltiples formas, o simplemente no integrarlo.
La diferencia en realidad es notable. Es como la diferencia entre el digital signage como "prueba" o "pegote" y el digital signage como parte fundamental de un mensaje y un posicionamiento de comunicación.
En las imágenes adjuntas podemos ver dos claros ejemplos del digital signage que está integrado e implicado con la comunicación de una marca. No importa la pantalla, importa solamente el área de emisión y el contenido que se quiere transmitir, todo integrado en un espacio visual único y a la vez compuesto por diferentes elementos.



Es evidente que cada proyecto tiene unas características concretas y no todos llegan a esta integración extrema que vemos en los ejemplos de Lacoste y de AmbiPur en la campaña de National Geographic. De todas formas, la tendencia a instalar pantallas negras, que promocionan la marca del fabricante y se ven como "algo añadido" o "pegote" dentro de la comunicación visual de cada marca o retailer, debe ir desapareciendo. En un primer estado de prueba de proyecto o de análisis de ubicaciones y formatos puede ser oportuno, pero en las implantaciones y redes multipunto debemos evolucionar esa tendencia para encuadrar el digital signage como un elemento relevante y tratado en la misma proporción que otros desarrollos de comunicación instore.
En ningún caso se trata de añadir complejidad a los proyectos o redes de digital signage, sino de elevarlo a la categoría que le corresponde y que, desde el inicio, forme parte de la estrategia global de comunicación en el punto de venta. No podemos pensar ni plantear el digital signage como un todo o como una solución a los problemas de comunicación de una marca en el punto de venta, si bien es cierto que refuerza gran parte de las principales necesidades de información y experiencia de compra cuando se trabaja conjuntamente con la estrategia general instore del cliente.