Privacy and measurement in digital signage

La cuestión de la privacidad en los sistemas de medición de audiencia en digital signage es un debate que se está produciendo en muchos países europeos y, especialmente, en Estados Unidos, donde incluso POPAI ha llegado a crear una comisión específica para determinar y analizar el alcance de este problema y las obligaciones que habría que marcar.
En España se celebró recientemente la Conferencia Internacional de Autoridades de Protección de Datos y Privacidad (PRIVACY), organizada por la AEPD (Agencia Española de Protección de Datos), en la que se analizaron todas las cuestiones relativas a la privacidad y a la protección de datos ante el nuevo panorama de medios digitales. En dicha sesión de conferencias se hizo especial hincapié en el digital signage en una de las ponencias titulada: "Sonría, ¡detrás del anuncio hay una cámara!", en la que se expuso el vídeo que te muestro a continuación:



La AEPD analiza de forma exhaustiva los posibles problemas de privacidad que plantean los nuevos medios digitales. En el caso del digital signage, los sistemas de medición que ofrecen información sobre la audiencia de los contenidos emitidos en pantalla han sido llevados a examen para marcar una serie de obligaciones que se han resumido en este vídeo. Lo que parece evidente es que sólo aquellas soluciones que trabajen con hardware embeded sobrevivirán. Las que funcionan con la webcam basada en una CPU corren el riesgo de ser manipuladas por terceros, con lo que la protección de datos y privacidad de la audiencia se vería seriamente comprometida.
En anteriores artículos he hablado sobre la medición de audiencia y las características recomendadas para una buena medición. Ahora la cuestión se centra en la privacidad del público, por lo que el panorama de soluciones que garanticen estas condiciones se reduce. Como me comentó recientemente Moti Gura, CEO de TruMedia, en un workshop organizado por Digital Screens: "Entender las diferencias entre sistemas de medición basados en CPU con respecto a nuestro sistema no es una tarea fácil; básicamente se trata de que nuestro sistema es absolutamente seguro: no hay grabación de caras, ni de datos, ni se asocian caras con datos, y es totalmente imposible que pueda ser manipulado por terceros para obtener imágenes. El comité de POPAI tiene claro que los sistemas de medición de audiencia para digital signage no deben capturar imágenes ni video, ni estar en posibilidad de permitirlo".