Conclusiones y tendencias a partir de la feria de TOTAL media. El digital signage, las empresas y los retos a los que nos enfrentaremos

Sobre TOTAL media: mejoras, organización, conferencias

A falta de una versión oficial, podemos afirmar que en la feria expusieron un 30% más de empresas que en 2008. Como han comentado en un post anterior, esto supone un éxito rotundo en la actual situación económica. Es necesario conocer la opinión de las empresas expositoras para saber hasta dónde les ha permitido llegar la feria, aunque es evidente que no se puede calcular el alcance hasta dentro de unos meses.
La cuestión con la que nos debemos quedar no es la cantidad (que ha aumentado), sino la calidad de la exposición. No solamente por el diseño y cuidado de los stands, sino también por la presentación de proyectos y aplicaciones prácticas de las diferentes soluciones tecnológicas en los distintos sectores. La mayor parte de proyectos presentados, como ya se ha comentado en otras ocasiones, correspondían a proyectos piloto, que espero que cuajen en casos de éxito en todos los establecimientos objetivo.
La organización de TOTAL media también aportó mejoras con respecto al año pasado. Por un lado el hecho de celebrarse en IFEMA, que permite unas mejores conexiones y un pabellón más amplio y con buenos servicios. El flujo de público ha sido más cómodo y apenas nos encontramos con "zonas frías" en los stands periféricos.
Las conferencias aportaron puntos de vista muy interesantes y se dirigían a aspectos en los que debe incidir el digital signage. Destaco principalmente la conferencia de retail de Xavier Bordanova, la de Raphael Pinot, y la de Denis Gaumondie sobre mobiliario urbano digital.
En los próximos días el volúmen de notas de prensa seguirá en aumento, aunque ya ha habido varias referencias en diferentes medios de Internet. Las empresas también deben cumplir su papel dentro del sector y adoptar una actitud proactiva en la comunicación del digital signage.

Conclusiones y tendencias del digital signage en España
  • La situación económica actual ha ralentizado el volúmen de proyectos implantados, e incluso ha ampliado el tiempo de los test a los que los clientes han sometido a algunas empresas antes de una implantación total del digital signage.
  • Esto ha permitido a las empresas mejorar sus soluciones tecnológicas; que ya eran buenas, pero que ahora están más enfocadas a las necesidades de cada sector.
  • Dominio del hardware frente al resto de pilares del digital signage. Sigue pesando el hardware y, justo detrás, el software.
  • Época de prepararse y desarrollar buenos contenidos. Los expositores acudieron con contenidos efectistas, pero todavía nos falta encontrar la fórmula para desarrollar contenidos enfocados al público. El mercado de los contenidos es inmaduro en España, aunque la incorporación de profesionales del vídeo, la creatividad y la publicidad nos ayudará a crear contenidos específicos para el digital signage.
  • Las soluciones de interactividad tuvieron una presencia destacada. Pudimos observar ejemplos de touch screen, realidad virtual, proximidad (movil)... Sólo nos falta integrarlas en las estrategias generales de marketing en el punto de venta para que se "colaboren" con el resto de dispositivos y consigan que el público se identifique con las marcas.
  • Se ha iniciado una tímida unión a los profesionales del retail, que debe tener mayor continuidad para nutrirnos de las tendencias y necesidades de los diferentes sectores en los que puede operar el digital signage.
  • Asociación de digital signage. La intención de las empresas en España es unirse y crear la asociación de digital signage (AEDIS). En la presentación inicial se habla de una asociación abierta a la participación e implicación de las diferentes empresas. El peso del hardware y software parece importante ahora mismo, por eso considero que se debe apostar por el marketing, la publicidad y la investigación de mercados porque lo interesante es el reconocimiento del digital signage como medio de comunicación y publicidad. Para ello, será fundamental acogernos y aprobar unas métricas estándar para defender una medición profesional; contamos con las establecidas por OVAB Europe y OVAB USA, que facilitan el camino para dar a conocer la efectividad del DS en los diferentes sectores. Por el momento se trata de una oportunidad; veremos cómo se aprovecha y las mejoras que aporta a las empresas y su relación con los clientes. En esta cuestión el guante lo ha recogido IAB, promoviendo un comité y libro blanco a publicar para anunciantes, agencias y retailers.
  • Es interesante un mayor acercamiento a las agencias de publicidad, como decisores y ejecutores de las estrategias de marketing de sus clientes.
  • El mundo académico (universitario; investigación de mercados) también nos aportará una rigurosidad y profesionalidad necesarias en cualquier sector, y especialmente cuando el panorama de medios se está transformando día a día.
  • Proactividad en la comunicación del sector. Lo comentaba al inicio del artículo, es fundamental la proactividad de las empresas para que el digital signage sea uno de los medios más comentados en la revolución de medios digitales.
El digital signage avanza en España a paso firme. Como comentan en Daily DOOH, somos más modestos que en UK o USA, pero las empresas españolas están bien preparadas para afrontar proyectos de éxito en digital signage.
Es oportuno por tanto que, al desarrollo de los propios productos, establezcamos alianzas con las compañías que puedan completar nuestros proyectos. ¿Sólo te dedicas al software o al hardware? El éxito del canal influirá directamente en los futuros proyectos en los que puedas introducir tus productos. Por tanto, depende de cada una de las empresas de digital signage aportar a los clientes soluciones en todos los pilares de sus proyectos: estrategia, estudio de comunicación POP, hardware, software, instalación, contenidos, interactividad y participación, publicidad, medición de audiencia y feedback. Una versión reducida de la repercusión del digital signage es lo único que puede llevarnos al fracaso en los proyectos. En estos momentos contamos con fórmulas que pueden ayudarnos a evitarlo.