Visual Instore Audit para completar el Círculo del Digital Signage

Una hora y media puede convertirse en 10 minutos escasos. Esa fue mi impresión cuando a las 11.00h concluí la reunión con Manuel Hormigó, profesional de la comunicación visual en el punto de venta, y director de Visual Instore Communication. Una reunión demasiado breve para mi gusto; pero es bueno dosificar el aprendizaje, para asimilarlo bien.

Trabajamos en un sector que necesita englobar muchas disciplinas. Los proyectos son complejos y de alta implicación para los clientes...por ese motivo, mientras hablaba con Manuel Hormigó sobre digital signage, retail, comunicación punto de venta... empezamos a construir nuevas tareas en las que el digital signage debe prestar especial atención. El círculo de las fases del digital signage es dinámico, no se frena ni es limitado, sino que crece con cada nueva tendencia y aportación.



En el gráfico, como habrás visto, incorporo el Estudio de la Comunicación Visual como una parte fundamental de los proyectos de digital signage. Los puntos de venta son teatros, venden experiencias a los consumidores y exponen sus productos con la mayor visibilidad y atractivo posibles; como comenta Manuel: "el comportamiento del cliente al realizar su compra es consecuencia de lo que percibe en la tienda". El digital signage es un medio que forma parte de la comunicación en el punto de venta, la correcta convivencia entre los diferentes elementos que forman parte de una identidad visual POP es la clave para que las instalaciones sean óptimas.
El Visual Instore Audit consiste en analizar principalmente 3 variables: Place, Product, Promo, en las diferentes zonas de las tiendas. Este es el primer paso para el Visual Store Check. Y a continuación nos adentramos en conocer la situación visual de elementos tan relevantes como: la arquitectura del local, la atmósfera, el mobiliario, la señalética, las ofertas, campañas, colecciones... La combinación de diversos elementos clave analizados de forma profesional y conociendo las tendencias de cada sector, nos aporta algo imprescindible en el digital signage: la demostración de qué, dónde y cómo podemos realizar nuestras instalaciones en cada una de las zonas de los establecimientos en los que instalaremos nuestro canal.
Con este sistema, podremos determinar cuál es el perfil visual de cada uno de los establecimientos en los que nos interese enfocar el digital signage (o en una muestra representativa). De esta forma, podemos hacer comparativas con la competencia y buscar elementos con los que diferenciarnos. Según los objetivos de cada cliente podemos realizar una comunicación visual y una instalación del hardware adaptada a las diferentes tendencias a las que se aspire.

Los dispositivos y pantallas no son elementos que se instalan al libre albedrío del promotor del canal o de la opinión de los que forman parte del grupo de trabajo. Es necesario desarrollar estudios específicos de la visibilidad y estética de cada local para encontrar los lugares clave, con los formatos más apropiados. El entorno es una parte fundamental de nuestros desarrollos en digital signage; condiciona y garantiza la transmisión correcta de los contenidos.
Creo en el análisis y en los estudios; muchas veces poco valorados por los clientes o porque no los estamos defendiendo lo suficiente. No se trata de ser académico o demasiado riguroso, sino de proponer unas pautas y buenas prácticas en los proyectos de digital signage. Con incorporaciones como el Visual Audit Instore nuestro sector se enriquece; te animo a reflexionar y aportar nuevas fases que consideras que no se están teniendo en cuenta en los proyectos actuales.