El audio en retail: complementariedad con el video para una experiencia de compra efectiva

Es un debate habitual, casi desde la creación de los primero software de digital signage. Actualmente es impensable no gestionar correctamente el audio en un punto de venta y, evidentemente, el audio y el vídeo deben ir unidos, aunque deben velar por la contaminación acústica.
Hoy nos ha hablado de ello Paul Flanigan en Retail Customer Experience. Enfoca sus pensamientos en 3 puntos clave:
  1. Deben ser complementarios (audio y vídeo). El audio debe complementar el contenido que se emite en las pantallas. En este punto debemos trabajar la estrategia de audio de forma muy profesional, para ponernos del lado de la audiencia y del lado de los empleados (de estos últimos depende que el audio permanezca encendido...).
  2. Que lo que se dice, se vea. Es importante que las imágenes cobren protagonismo. Debemos adaptar la estrategia de audio en función de cada uno de los entornos y el nivel de ruído que nos encontremos en él. Aunque la audición no sea óptima, el mensaje debe entregarse gracias a la explicación de las imágenes.
  3. The Big Picture. La imagen es lo que más vende. Debemos combinar de tal forma audio y vídeo que consigamos también que los empleados se sientan cómodos, ya que jugarán un papel fundamental para conseguir la participación del consumidor.

Gracias a las posibilidades de programación de audio y vídeo que permiten softwares de ambientación de digital signage como el Kentia, podemos disfrutar de atmósferas más efectivas para los consumidores y más agradables para los empleados.