Tras un vistazo necesito hablar de profesionalidad del digital signage

En tan sólo tres horas de una tarde de sábado he podido encontrarme con tres canales diferentes de digital signage. Acudí como un consumidor más, por lo que no se trata de una "caza de proyectos DS".
Al principio los recibí con alegría (descubrir nuevas instalaciones en estos tiempos es emocionante, sobre todo al tratarse de puntos de venta de referencia), pero bastaron unos pocos segundos para cambiar de idea. Se trata de situaciones que comienzan a ser algo habituales, con el peligro que esto conlleva; y seguramente han sido iniciadas con buena intención, y con comentarios tipo "content is king"... Tras un vistazo me gustaría hacer una llamada a la profesionalidad en el digital signage, por el bien de los clientes, de su público y de las empresas del sector DS.
El primer caso fue en una tienda de calzados. La instalación parece acertada, la ubicación también... y volvemos a fallar en los contenidos. Un contenido que no engancha es un contenido inexistente. Quizá es que Geox no tiene o no necesita decir mucho a su público, pero seguro que su público quiere dialogar. La comunicación entre marcas y consumidores tiene que ser más bidireccional que nunca.


El siguiente caso fue también sorprendente. Una compañía con una imagen y un cuidado exquisito de sus puntos de venta como es Tous no se puede permitir la instalación de una pantalla en la esquina más "fría" y oscura de la tienda, donde el público no puede acceder y menos aún dirigir su mirada. La integración en la estética de la tienda es casi perfecta, pero la ubicación y el contenido (fotos y vídeos de TV) deben evolucionar y mantener esa comunicación que Tous ha conseguido con su público a través de una estrategia de marca exitosa.


Por último, me acerqué a supermercados El Árbol a realizar la compra. Una gestión de promociones bastante contínua y efectiva en soportes impresos, y una buena atención de los empleados (al menos en ese centro en concreto) me llevaron a pensar que la estrategia del canal de digital signage sería razonada y bien dirigida al consumidor. En los 5 primeros minutos de compra (el total fueron 12 minutos) escuché 6 cuñas publicitarias, y la misma canción (que ha dejado de gustarme...) comenzó otras tantas veces tras cada cuña.


Al salir, mientras permanecía en la cola, me encontré con 2 pantallas situadas tras las cajas de pago. Los clientes, incapaces de ver bien el contenido se encontraban en el momento de pago y salida del establecimiento, por lo que no se cruzaron miradas hacia la pantalla. Me sorprendió que no estuviese relacionada con la ambientación musical y de cuñas del supermercado, ya que la efectividad del canal aumentaría considerablemente... y para finalizar, los contenidos están muy lejos de conectar con los consumidores; no entretienen, pero tampoco venden, las pantallas son pequeñas y los textos difíciles de leer.
No se trata de un post dirigido a criticar canales de digital signage. El objetivo de este post es una llamada a la profesionalidad. Realmente es lo que necesita ahora mismo el sector, ya que se multiplican las empresas nacientes que consideran que el digital signage consiste en realizar instalaciones tecnológicas en puntos de venta. Por este motivo animo al apoyo de iniciativas como el Comité de Fomento del Digital Signage, promovido por Viscom Sign y con el asesoramiento y colaboración de AECOC, IPMark y Distribución y Actualidad, que nos permite debatir en España sobre el camino a seguir para alcanzar un buen posicionamiento del digital signage en el abanico de medios digitales, y sobre todo sirve a los clientes como referencia para trabajar con empresas dirigidas al desarrollo de proyectos de éxito que conecten con los consumidores.
Estoy seguro de que los 3 ejemplos citados son candidatos estupendos para evolucionar sus instalaciones hacia un medio que les permita acercarse al público.