¿Entendemos la información nutricional?

Ante la importancia de cuidarnos y estar en forma, las marcas nos informan de los componentes de sus productos para convencernos de todo lo que nos aportan... ¿pero entendemos realmente lo que quieren decir en la información nutricional? Por lo general, lo leemos, y nos quedamos tranquilos sin entenderlo.

Las grandes marcas desarrollan elementos nutricionales que gracias al marketing, posicionan sus productos en el mercado de una forma aplastante: oligoelementos, L-casei, omega3, oleico... los asociamos todos a alguna marca concreta y nos convencen de una diferencia apreciable frente a la competencia.

Menos de la mitad de los consumidores entiende la información nutricional de las etiquetas

Dos de cada tres internautas de todo el mundo afirman prestar más atención a las etiquetas de los productos envasados con información nutricional que hace dos años, pero sólo menos de la mitad de los consumidores (45 %) declara entender la "mayor parte" de lo que leen, según una encuesta de The Nielsen Company sobre el Etiquetado de Alimentos y Nutrición llevada a cabo por internet en 51 países.


Según este estudio, la cuarta parte de los consumidores mundiales (24 %) declara que "siempre consulta la información nutricional al comprar productos envasados", tres puntos más que el 21 % de hace tres años.

El 60% de los internautas españoles participantes en el estudio afirman entender la mayor parte de la información nutricional que aparece en las etiquetas de los alimentos envasados, porcentaje que se sitúa bastante por encima de la media europea del 44%, aunque por debajo del 70% de los vecinos de Portugal. Si bien un 37% de los españoles declara entenderlas sólo en parte, y el 3% reconoce no entenderlas del todo.

Lo cierto es que sólo un 22% de los españoles dicen leer siempre la información nutricional de las etiquetas, porcentaje que aumenta hasta el 37% cuando compran un producto por primera vez. Los porcentajes de los que deciden leer las etiquetas son incluso menores cuando están a dieta o quieren perder peso (un 16%) o cuando compran productos para sus hijos (11%), pero se elevan al 33% "cuando compran ciertos tipos de alimentos". Con todo, el 8% de los españoles reconoce que nunca lee las etiquetas nutricionales.

Eso sí, el 61% de los consumidores españoles consultados afirma que lee más la información nutricional de las etiquetas que hace dos años, mientras el 24% sigue haciendo lo mismo, cifras similares a las medias europeas.

En cuanto a lo que más preocupa a los españoles sobre la composición de los alimentos, el 67% de los internautas afirma que sabe la diferencia entre grasas saturadas e insaturadas. Cuando miran las etiquetas, los españoles consultan sobre todo el contenido de grasas (56%), calorías (52%), conservantes (43%), aditivos (42%), azúcar (42%), carbohidratos (38%), fibra (36%), colorantes (35%), si contienen grasas trans (33%), las proteínas (33%), sal o sodio (25%), y gluten (17%). En todos los casos los porcentajes se sitúan por encima de las medias europeas.

--
fuente noticia: marketing news