La publicidad también sirve para fabricar ropa...

Conocíamos casos como el de Coca Cola, reciclando botellas para convertirlas en ropa... ahora se recicla la publicidad, los soportes como las lonas y otros elemento de la vía pública, que sirven como prendas con una composición muy original... Marketing verde, ecomarketing... suele funcionar.
Con esta modalidad buscan preservar el medio ambiente. Se trata de la primera actividad de reciclaje de este tipo y fue puesta en práctica por una agencia de publicidad
.


La primera acción de reciclaje en Argentina a partir de la utilización de carteles publicitarios de vía pública fue puesta en funcionamiento por una agencia de publicidad, con el objetivo de confeccionar artículos de indumentaria y la generación de conciencia respecto a la preservación del medio ambiente.
La agencia Del Campo /Nazca Saatchi & Saatchi en la búsqueda de "ideas más allá de avisos" desarrolló esta acción que incluyó la propuesta de confeccionar pilotos, carteras, bolsos, morrales y botas, entre otros.

"La idea surgió a partir de ver que las grandes lonas que se utilizaban para una campaña, una vez que esta finalizaba, quedaban tiradas como desecho sin que se hiciera nada con ellas. Es interesante ver las cosas lindas que se pueden hacer con el reciclaje", señaló la directora de cuentas de la agencia Del Campo /Nazca Saatchi & Saatchi, María Eugenia Fernández.

La acción constituye un avance en la necesidad de evitar la presencia de aquellos productos, que luego de su uso y por su composición original, generan contaminación ambiental y, además, es parte de una campaña cuya recaudación final es a beneficio de UNICEF.

La gran mayoría de los carteles publicitarios son confeccionados en una lona de vinilo, material conocido como PVC, que al no reutilizarlo permanecen como un elemento contaminante para el medio ambiente.

A partir de la idea que la agencia sugirió a su cliente Procter & Gamble, se confeccionaron una serie de artículos de vestir, con la premisa de transmitir un mensaje: "reciclar".

"La experiencia es nueva y está teniendo muy buena recepción. La idea es continuar con esta iniciativa, que incluye no sólo a prendas y calzados, sino que también a elementos de decoración", explicó Fernández.

La indumentaria se puede adquirir a través del portal de Internet mercadolibre, donde los elementos son subastados
--
fuente: TheSloganMagazine