Un digital signage todavía inmaduro en London

Describiré algunas pinceladas de una breve visita a Londres, donde decidí investigar en el digital signage hace un par de semanas. Mi idea inicial era el paso de gigante que Europa está dando en el empleo de las nuevas tecnologías y las nuevas formas de publicidad; frente a España, siempre a remolque. Empecé por cadenas de alimentación como Sainsbury´s, Mark&Spencer o Tesco. La sorpresa fue inmediata; todos se habían lanzado con las nuevas tecnologías, disponían de grandes pantallas en sus puntos de venta... pero "parece que soy el único que las mira".
Basta observar unos minutos (segundos si acaso), para darse cuenta de la falta de buenos contenidos, de la falta de estrategia por tanto, que tenían la mayor parte de los canales. Las fotos te pueden parecer más o menos buenas, pero los contenidos que allí se mostraban eran básicamente insustanciales para el público, o en otros casos, una oportunidad desaprovechada para vender más. Quizá Tesco se libra un poco de estas connotaciones negativas, pero no así sus competidores.
Picadily es otro mundo; nada que reprochar a un corner que es el eco de todas las miradas. Los flashes son continuos, e incluso a veces molestos. Me integré como uno más. Con esto de las cámaras digitales, jugamos a ser fotógrafos allá donde vamos. Lo mejor a veces es sentarse a observar la pose profesional de los que te rodean. El buen fotógrafo trabaja diferente; al fin y al cabo es un arte.
El fin de semana del 17 y 18 vuelvo por allí, espero cambiar este par de párrafos y sentir que en España debemos correr para que los proyectos de digital signage que aquí se desarrollen no los lleven a cabo empresas extranjeras.
"Mira bien dónde pisas". Esta sí es una ubicación efectiva; no la convirtamos en paisaje...