Creatividad en cadena

Rescato un artículo leído el mes pasado en MarketingNews que nos pone como ejemplo a una empresa que vende "ideas creativas a 1000 euros". No sé si por 1000 euros podemos crear una imagen o un posicionamiento para un cliente, de lo que estoy seguro es de que no podemos tratar la creatividad como si fuese un producto encasillado, ni tener ideas creativas almacenadas esperando que llegue un cliente al que le encaje... La creatividad debe encauzarse, debe surgir fruto de una estrategia, pero nunca será algo "en cadena"... a no ser que dejemos de llamarle "creatividad".
 
"Poko Frecuente ha puesto en marcha una original iniciativa especialmente pensada para las pequeñas y medianas empresas. Bajo el lema "Ideas a 1000", la agencia cobrará su labor creativa a tan sólo 1.000 euros. "Ponemos el marketing de guerrilla al alcance de cualquier empresa y no sólo de las grandes multinacionales", explica su fundador Daniel Aguirre, tendiendo una mano a las pymes deseosas de publicitarse de un modo poco convencional.

"Ahora querer es poder", apunta Aguirre. "Teniendo en cuenta las grandes cifras que mueve una campaña de publicidad convencional, algunos pensarán que nos hemos vuelto locos. Pero tenemos miles de ideas que, además de geniales, son sencillas en cuanto a producción". "Además, el desembolso de 1.000 euros es ridículo considerando el retorno que el anunciante obtiene en forma de impacto en la calle o de noticias en los medios de comunicación" agrega el fundador de

Poko Frecuente.